viernes, junio 30, 2006

¿Como lo harías, Wilder? 100 años de Billy.- Part 2.

Las diez películas favoritas de Billy Wilder:
1. El Acoradazo Potemkin de Sergei Eisenstein (1925)
2. Avaricia de Erich Von Ströheim (1923)
3. Varieté de Charles Dupont (1925)
4. La Quimera del Oro de Charles Chaplin (1924)
5. Y el Mundo en Marcha de King Vidor (1928)
6. La Gran Ilusión de Jean Renoir (1937)
7. El Delator de John Ford (1935)
8. Ninotchka de Ernst Lubitsch (1939)
9. Los Mejores Años de Nuestra Vida de William Wyler (1946)
10. El Ladrón de Bicicletas de Vittorio de Sica (1948)
A continuación un pequeño repaso de las películas como director y guionista de Billy Wilder.
Filmografía de Billy Wilder:
Curvas peligrosas(Mauvaise graine,1934)Historia de un grupo de delincuentes juveniles ladrones de coches, dos de los cuales se enamoran mutuamente y quieren salir de este ambiente, arriesgando sus vidas porque saben que si abandonan la banda serían castigados con la muerte. Los dos sienten cada vez más rechazo por las acciones cada vez más crueles de sus jóvenes compinches. La primera película dirigida por Billy Wilder. Sin embargo, hablamos de una película sin Brackett ni Diamond, en la que aún no había trabajado con Lubitsch y todavía era un fugitivo. Los medios eran escasos y Billy la hizo por pura necesidad.
El mayor y la menor (The major and The minor,1942) Una chica de 20 años, huyendo del acoso de los hombres en Nueva York, quiere volver a su casa de Iowa. Ha guardado siempre 27,50 dólares con esta finalidad: el viaje de regreso a casa. Pero el precio del billete de tren ha subido de precio. Desesperada, quiere renunciar ya al viaje, cuando oye y ve cómo una madre compra un billete a mitad de precio para su hija, menor de 13 años, corre a los lavabos, se convierte en una niña de doce años y en la estación le ofrece a un hombre que está sin un céntimo que se haga pasar por su padre, y pronto está sentada en el tren, como una niña de doce años. Se salva de los revisores refugiándose en el coche cama de un mayor. Este se siente extrañamente atraído por esa jovencita, y su novia cree que la joven es su amante. Ahora sí estamos hablando de "la primera película" de Billy Wilder. Colabora en el guión Charlie Brackett y aquí si que se nota su estilo. Wilder venció a los nervios y al rechazo de los estudios que no confiaban en su éxito como director y así elaboró esta película. Aunque no este entre sus películas más recordadas hablamos de una gran película muy recomendable. Es Wilder, casi siempre es recomendable.
Cinco tumbas al Cairo (Five graves to Cairo, 1943) Junio 1942. Un tanque británico conducido por el Cabo Bramble se queda atascado en el desierto debido a una avería en el motor. Debido a esto debe refugiarse en un hotel, donde es sorprendido por las tropas alemanas. Para evitar ser descubierto adopta el papel de un camarero muerto en un bombardeo, y de quien se descubre que trabajaba como espía para los alemanes. Forzado por las circunstancias a adoptar el papel de un espía alemán, Bramble consigue espiar a los nazis y preparar de un modo decisivo la derrota de Rommel, ya que descubre su almacén de combustible secreto, que de esta manera puede ser destruido.En esta película Billy Wilder demuestra una característica habitual en él: retratar un tema serio desde el punto de vista cómico e irónico. En este caso, la segunda guerra mundial. sin embargo, el mayor aliciente en esta película podría ser el hecho de que uno de los protagonistas sea uno de los ídolos de Wilder, Erich von Stroheim.
Perdición (Double indemnity,1944) Un agente de seguros se enamora de una mujer casada con un cliente suyo. Sin darse cuenta se verá involucrado en un terrible plan para librarse del marido, y engañar a la aseguradora para poder cobrar el dinero.Dejemonos ya de inicios y de obras menores, llegamos ya a la declaración de genialidad. Cumbre del cine negro y obra maestra del cine. Como aliciente tenemos una de las mejores femme fatales del cine, tanto por actriz como por personaje, Barbara Stanwick y su Phyllis Dietrichson. Perdón, se me olvidaba un detalle, aquí no hay Brackett. el guionista y colaborador de Wilder rechazó la historia que se basa en una novela de James M. Cain. No obstante para esta película Wilder actuó rápido y substituyó a Brackett por uno de los grandes, Raymond Chandler. No es que su relación a la hora de trabajar fuese la más fácil, pero sin duda los dos coinciden en el que resultado final fue magnífico.

Días sin huella (The lost weekend,1945) Película que narra un fin de semana de un escritor fracasado con problemas con la bebida. Tratando así el infierno que supone para él luchar y ser derrotado por esta adicción. Brackett vuelve. Wilder por fin se coloca como uno de los genios del cine, incluyendo un oscar al mejor director. Días sin huella es una película en la que los borrachos son borrachos y no simples bufones simpáticos que acompañan al protagonista. Aún así algunas personas rechazaban la película por precisamente el hecho de retratar a los borrachos de esa forma.

El vals del Emperador (The Emperor waltz, 1948) Un típico comerciante norteamericano intenta colarse en el enrevesado mundo de la aristocracia austríaca para contactar con el Emperador, venderle a este un fonógrafo y así hacerse un importante hueco comercial en la Europa central. En sus intentos fallidos llegará a conocer a una condesa con la que tendrá que relacionarse para conseguir sus objetivos. Wilder no la soportaba. No dejaba de ser un favor a los estudios, una película echa exclusivamente para Bing Crosby el cual cambiaba diálogos, Wilder también la consideraba pastelosa y creía que muchas veces las canciones sobraban, para rematar la faena el filme fue el color el cual, en aquella época, en palabras de Wilder: Todo adquiría el aspecto de una heladería. Incluso el diálogo suena mal en color. La película no es un truño, pero Wilder no es que fuese la película que hiciese que wilder fuese recordado.
Berlín Occidente (A foreign affair,1948) El romance entre un capitán de la armada americana y una cantante se ve amenazado con la llegada a Berlín de una congresista americana encargada de investigar la moral de las tropas. Billy Wilder trabaja por primera vez con Marlene Dietrich en esta película que retrata la ocupacíón de Alemania. Tras El vals del emperador, Wilder se ponía en forma con esta película.
El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, 1950) Una estrella del cine mudo sueña con volver a trabajar, por lo que contrata a un joven y ambicioso escritor para que elabore un guión para ella. Llegamos al cine con mayúsculas. Sunset Boulevard es una película dura, cínica y brillante que se mantiene fresca por mucho que pase el tiempo. El guión es magnífico, Wilder dirige perfectamente y William Holden esta fantástico. Stroheim hace un papel con ciertos toques que parecerían biógráficos (De hecho la película muda que aparece en la propia es "La reina Kelly" película de verdad protagonizada por la auténtica Swanson y dirigida por Erich, esta idea fue sugertencia suya). Pero está película no sería lo mismo sin ella. Gloria Swanson, pletórica como Norma Desmond. Observar como actúa como si ella fuese así de perra, como es capaz de ir disfrazada de Charlot sin perder un ápice de seriedad y finalmente llegamos a las escaleras. Casi todas las películas tienen escaleras, pero en ninguna el hecho de descenderlas tiene tanta fuerza, tan poder. Ver a Desmond loca, absorbida por su propio egocentrismo de estrella lista ara un primer plano que nunca llega a realizarse. Escalofriante e impactante.
"Sr. De Mille, estoy preparada para mi primer plano"

El gran carnaval (Ace in the hole,1951) Charles Tatum, un periodista sin escrúpulos que atraviesa una mala racha, en complicidad con el sheriff de un pequeño pueblo de Nuevo México en cuyo diario ahora trabaja, aprovecha el accidente de un hombre en una mina, para inflar la noticia de forma sensacionalista en beneficio propio. Tatum está dispuesto a sacar el máximo partido del suceso, que alcanza una gran repercusión en los medios de todo el país. Tatum se traslada al lugar en el que un hombre indio, Leo Spinosa, ha quedado atrapado en una excavación sin poder salir y logra atraer así toda la atención del país sobre el dramático hecho con la intención de hacer un buen negocio y de paso vengarse por haber sido despedido de un prestigioso periódico neoyorquino. Consigue que el sheriff adopte el modo más lento para la salvación del minero, para dar espectacularidad al suceso y escribir cada día su capítulo sobre los hechos, alargando su agonía.Puro y absoluto cinismo. Una sátira sobre el mundo del periodismo que no sentó nada bien a este (Bueno, no es que en su filmografía anterior Wilder no hubiese desgradado a ciertos grupos). Aunque la película se estrelló en táquilla. Da igual, sigue siendo genial como ella sola. Y respecto al fracaso, bueno, Wilder lo dijo de esta manera: Nadie quiere gastarse cinco dólares para enterarse en el cine de que era un tipo miserable. Señalar de paso que aquí Brackett ya no colabora con Wilder.
Traidor en el infierno (Stalag 17,1953) Durante la Segunda Guerra Mundial, en un campo de prisioneros en Alemania, unos seiscientos sargentos de la sección americana comparten el barracón 17. La noche antes de Navidad dos de ellos se disponen a fugarse, pero son descubiertos y asesinados por soldados alemanes que les están esperando. Los prisioneros empiezan a sospechar que hay un infiltrado en el barracón que informa a los nazis, y todo apunta al sargento Sefton, un antihéroe, cínico y flemático que consigue sobrevivir con astucia, canjeando existencias con los soldados alemanes.Holden como J. J. Sefton la clava. Sin embargo, creo que es inútil señalar tras las anteriores películas citadas que a Wilder le gustaba romper moldes. En este caso por el hecho de que el protagonista ni es tan patriótico ni tan pulcro y que el campo de prisioneros está hecho una mierda (Cosa rarísima en aquella época).

Sabrina (Sabrina, 1954) Sabrina Fairchild es la hija del chófer de los Larrabee una rica familia de Long Island. Desde niña, siempre contemplaba a los hermanos Larrabee, David y Linus. Con el paso de los años y gracias a los ahorros de su padre, Sabrina marcha a París y vive una temporada maravillosa que le ayuda a madurar. Regresa a su país convertida en una bella y sofisticada joven. Cuando David la ve, queda prendado de Sabrina y está dispuesto a romper su compromiso matrimonial con una millonaria. Linus ha cerrado un trato comercial con el padre de la actual prometida de David... y no quiere que nadie se interponga en sus negocios. Así que decide salir con Sabrina.No es su mejor película, ni siquiera es muy ácida. Aunque es una gran comedia romántica de las clásicas. Un actor que Wilder adoraba, Holden, tiene como hermano a Bogart, un actor con el que Wilder no es que tuviese una gran relación. Se contestaba malamente, se insultaban, discutían... y todo acabó en un perdón tiempo después del estreno.

La tentación vive arriba (The seven year itch,1955) Cuando su familia se va de vacaciones en verano, Richard Sherman cree que pasará el verano tranquilamente, pero pronto llegará algo que revolucionará su rutinaria vida. Al piso de arriba llega a vivir una joven muy atractiva , la tentación esta servida. Esta tampoco fue una de sus obras maestras, pero es buena y además sale ella. Marilyn Monroe. Todo un infierno para Wilder trabajar con ella, pero merecía la pena. Como curiosidad comentar que Wilder quería como actor principal a Walter Matthau. como anécdota decir que hubo problemas con la escena del metro ya que Joe DiMagio discutía sobre la escena cumbre de su mujer, luego Wilder dijo sobre esto: Reconozco que yo también me habría puesto nervioso si veinte mil personas hubieran estado observando una sóla cosa: cómo mi mujer se levantaba las faldas por encima de la cabeza.

El héroe solitario (The spirit of St. Louis, 1957) El audaz Charles A. Lindbergh se propone cruzar el Atlántico sin escalas, en un vuelo sin precedentes. Desde Nueva York a París, el piloto vive en su avión treinta y seis horas de soledad que suponen una hazaña histórica.Wilder no es que estuviese supercontento con esta película. No veía a Stewart en el papel, quería añadir más escenas, más detalles sobre Lindbergh y desarrollar otros temas. Sin embargo no le permitiron y tuvo que ceñirse a la biografía de Lindbergh. Bueno, da igual, como película sigue siendo buena.
Ariane (Love in the afternoon,1957) Ariane, hija de un detective privado francés, queda fascinada leyendo un dossier de su padre sobre un playboy millonario. Para conquistarlo, la chica le hace creer que ella conquista a los hombres por docenas. Película romántica con sus defectos y sus ventajas. Entre sus defectos tal vez se encuentre el hecho de que Gary Cooper no pegaba como gran seductor millonario. Sin embargo, si algo hay que resaltar de esta producción es que aquí por fin se encontraron. Los dos. I.A.L. Diamond y Billy Wilder. Aunque también hay que resaltar que es la película en la que el estilo de Wilder se asemeja más claramente al de Lubitsch.

Testigo de cargo (Witness for the prosecution, 1958) Leonard Vole, un hombre agradable y simpático, es acusado del asesinato de una acaudalada señora que le había dejado como beneficiario de un cuantioso testamento. Las pruebas circunstanciales en su contra son bastantes claras, pero el gran criminalista sir Wilfrid Roberts cree en su inocencia y quiere defenderle por todos los medios. Wilder defendía que aunque Chandler era el mejor escritor escribiendo personajes, diálogos y atmosferas en lo referente a las tramas, argumentos y su estructura la mejor era Agatha Christie . Una mezcla magnífica de los diálogos wilderianos y el estilo Christie con un toque de Hitchcock, director por el cual Wilder sentía cierta admiración. Un Charles Laughton pletórico. Una Marlene Dietrich pletórica. Un Tyrone Power casi pletórico (a veces tiende a la sobreactuación típica en algunos actores clásicos). Sencillamente pletórica y una de las mejores películas de Wilder. Quiere ver algo que le va a poner los pelos de punta. Por que no me da un besito encanto.

Con faldas y a lo loco (Some like it hot,1959) Chicago, febrero de 1929. Dos músicos sin empleo son testigos de una matanza de gángsters, por lo que el jefe de la banda ejecutora ordena que se le busque para hacerles desaparecer. En su huida los músicos no tienen otra idea que vestirse de mujeres y entrar a formar parte de una orquesta femenina.Una de las mejores y más recordadas películas de Wilder. ¿Defectos? Pues que los gags y ciertos detalles son tan famosos y copiados que pierde la gracia y la frescura. El resto. No tiene. ¿De que le vas a acusar? Técnicamente es perfecta. La banda sonora es pegadiza. Los actores están perfectos. Jack Lemmon divertídisimo y Marilyn Monroe jamás enamoró a tantos. Wilder dirige brillantemente. El guión es de los más ingeniosos que jamás se hayan escrito. Su estructura es perfecta, así como la duración y "las pausas". Es un reloj de cuco. Si no te gusta, es porque o no te gusta Suiza o no te gustan los relojes. Solo una cosa más que añadir, ¿Donde está el bourbon?

El apartamento (The apartment,1960) C. C. Baxter, empleado de una aseguradora de Manhattan, descubre una manera fácil para ascender en la empresa, prestar su piso a sus jefes para que vayan con sus amantes. La película propia favorita de Wilder. No se sabe exactamente por que. Puede que sea porque el consideraba que no tenía un género exacto (Decir que es un comedia sería incorrecto, como también lo sería decir que es un drama o una película romántica). Pero es una de sus grandes obras maestras. Genial y por mí, más redonda que Con faldas y a lo loco (Aunque está última sea más recordada). Alexander Trauner hico una maravilla con los decorados (eas interminables oficinas) y en resumen. Plétorica.
Uno, dos, tres (One, Two, Three; 1961) El representante de una multinacional de refrescos en Berlín occidental sueña con introducir su marca en la URSS. Pero su jefe le encarga el cuidado de su hija, que llega de EE.UU. Se trata de una joven alocada, varias veces prometida, que eludirá la vigilancia y terminará enamorándose de un joven comunista.Está comedia es mejor de lo que muchos piensan. Creo que la comedia es muy hermanos Marx y al mismo tiempo es una especie de versión de Ninotchka. Como sátira es buena, como comedia también... y si no fuese porque nadie quiso reirse con a Guerra fría la película habría sido más recordada
Irma la Dulce (Irma la Douce,1963) Un infeliz gendarme, fiel cumplidor de su trabajo, queda apasionadamente enamorado de una prostituta a la que detiene en una redada. Por ella dejará su trabajo, se enfrentará al chulo que la explota y gracias a un golpe de suerte se convertirá en el nuevo matón del barrio, los pintorescos Halles de París. Curiosamente, aunque no está muy conforme, ahora vive de la chica, ella lo ve como su nuevo protector y él por amor la deja hacer.La película se pensó como musical, Wilder se dió cuenta de que ese género no era lo suyo. Tuvo en mente a Monroe como Irma y a Charles Laughton como Moustache. La primera murió y el segundo cayó enfermo y después murió, reduciéndose así el personaje en la película. No sé si la película hubiese sido mejor, pero como es ahora es muy buena (Aunque Wilder decía que le sobraban minutos). Fue su película más exitosa y Trauner la vuelve a clavar en los escenarios. Decir que la película fue condenada de pornógráfica (Y eso que en la película ni si quiera se menciona jamás la palabra puta, zorra, proxeneta, chulo, prosituta o cualquier palabra relacionada con el oficio.. digo profesión).
Bésame, tonto (Kiss me, stupid; 1964) Un famoso cantante de music-hall llega con su enorme coche a un tranquilo pueblecito llamado Climax. En el pueblo viven dos amigos, uno es un fracasado profesor de piano, mientras que el otro se encarga de la gasolinera.Irma la Dulce era una infatilada comparada con está. Aquí se cebaron. La película fue condenada por la Iglesia, calificada de pornógráfica, de mal gusto, horrenda.... Solo por tratar los temas del adulterio y la prostitución. Wilder intentó recortar ciertas partes para que esa lluvia de maldiciones cesaran, pero a pesar de eso las calificaciones se mantuvieron. Y puede que bajó la lluvia de críticas de la época la gente se haya olvidado de ella.
En bandeja de plata (The fortune cookie,1966) Harry Hinkle, un cámara de televisión, recibe un fuerte impacto mientras grababa un partido de fútbol americano. Su cuñado Willie ve la ocasión de sacarle una buena tajada al seguro, y se inventa mil estratagemas para poder engañarlo, ya que su cuñado en verdad, no tiene nada...En bandeja de plata habla sobre dinero y su relació con el ser humano (o viceversa) y para eso cuenta con protagonistas como Jack Lemmon y Walter Matthau. Este último fantástico y que consiguió entrar en la película gracias al apoyó de Lemmon y Wilder. Recomendable.
La vida privada de Sherlock Holmes (The private life of Sherlock Holmes, 1970) Sherlock Holmes está a punto de desestabilizar el Imperio Británico, cuando se hace cargo de buscar al marido de la inconsolable Gabrielle Valladon, que ha desaparecido sin dejar rastro. Mycroft Holmes, miembro del gobierno de su Majestad, advierte a su hermano Sherlock que se olvide de la investigación, pues se trata de un caso de seguridad nacional. Sin embargo, el detective ignora la advertencia y acompañado por su gran amigo, Watson, se dirige a Escocia en busca del señor Valladon.Allí donde más duele. Esta tal vez sea una de las grandes obras maestras de Billy Wilder. Y el mismo Wilder la adoraba y la consideraba una de sus películas más personales. Pero los producotes empezaron a poner peros y a recortarla hasta pasar de tres horas y media a dos horas. Puede que si se pudiese ver la versión íntegra todas estas dudas se despejarían, pero por desgracia, las dudas van a tener que seguir ahí.

¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre? (Avanti!, 1972) Wendell Armbruster es un honrado padre de familia y próspero industrial, que viaja a Italia para repatriar el cadáver de su padre, muerto en accidente de tráfico. Tiene que pasar por dos zonas de tránsito -el aeropuerto de Roma y el tren que le lleva a Nápoles- para llegar a Ischia, isla situada frente a la bahía de Nápoles. Allí descubre que su progenitor llevaba una doble vida, reuniéndose con su amante secreta en la isla todos los veranos. Entonces conocerá a Pamela, una mujer inglesa, hija de la amante de su padre, la cual también murió en el accidente. Avanti es una película correcta, en ambos sentidos, tanto en calidad como en clasificación. Puede que siendo más atrevida hubiese sido mejor, aunque en sí la película ya habla de ciertas confrontaciones de cultura e ideología entre Europa y Norteamérica.

Primera plana (The front page, 1974) Chicago 1929. Eran Williams, convicto de asesinato de un policía, espera en la cárcel el momento de su ejecución. Mientras, en la sala de prensa de la corte suprema, un grupo de periodistas espera la confirmación o el indulto de la pena de muerte. El cronista de sucesos del Chicago Examiner, Hildy Johnson, acaba de contraer matrimonio y parte de luna de miel ante la desesperación de Walter Burns, el mordaz director del periódico, que trata por todos los medios, que Hildy abandone a su esposa y acuda a la cárcel para cubrir la ejecución de Williams. Es ingeniosa y muy divertida, pero a Wilder no le gustaba. A- Por ser un remake. B- Encontraba absurdo intentar transmitir una denuncia al mundo del periodismo actual cuando el filme transcurre en los años 20. (Lo cual no evitó el rechazó de la prensa). Sin embargo, yo la prefiero a la película de Hawks y añadir que aparece Susan Sarandon en uno de sus primeros papeles y que la venganza de Wilder a Segmun Freud es fantástica.
Fedora (Fedora, 1978) Fedora, una anciana y recluta estrella de cine, fallece en París atropellada por un tren. En su funeral, un productor de cine recapacita hacia las anteriores dos semanas y en aquella parte de su muerte en la que él pueda haber influido.Puede que no sea una de las mejores de Wilder, tal vez este infravalorada o tal vez no, puede que sea incomprendida o uede que la película sea un quiero y no puedo. Wilder ya sabía que fracasaría, sentía que no había pasión suficiente en ella. Eso se redondea porque Marlene dietrich y Faye dunaway no quisieron interpretar a las dos Fedoras y al final Mathe Keller interpretó a las dos Fedoras. Y entre ellos dos más que pétalos de rosas había espinas.

Aquí un amigo (Buddy, buddy; 1981) Historia de un asesino profesional y de un desempleado a quien su mujer ha abandonado, que se alojan en el mismo hotel, en habitaciones contiguas, uno a la búsqueda de su mujer y que pretende poner fin torpemente a su vida, el otro haciendo los preparativos propios de su criminal profesión. Wilder la rechazaba. Decía que era un simple favor a Lemmon y Matthau. También señalaba que Diamond no estaba acostumbrados a ser tan "modernos" y que una pareja tan complementaria no pegaba con los personajes que se supone eran opuestos. A mi me da igual, de hecho es una de las cosas que más me gustan de wilder, hasta cuando es mediocre es bueno.


Algunas curiosidades:
- Una de sus frustaciones como cineasta fue no poder trabajar nunca con Cary Grant. Él cual era uno de sus actores favoritos y para el cuál escribió varios papeles.
- En sus películas acostumbra a introducir personajes que se transforman o disfraces. Además de usar habitualmente la voz en off o los espejos.
- Los actores con los que más ha trabajado son: Jack Lemmon, Walter Matthau, William Holden, Marilyn Monroe, Fred McMurray y Shirley McLaine.
- Entre sus proyectos se encontraban una película con los hermanos Marx, una con Laurel & Hardy, una película basada en la vida de Le petoman, una historia sobre un asilo de viejas estrellas de cine, dirigir La lista de Schindler, etc.
- Su película propia favorita es El apartamento.
- Su madre y su abuela murieron en un campo de concentración en la Segunda
Guerra Mundial.
- Entre sus testimonios se encuentran el libro "Conversaciones con Wilder" de Cameron Crowe, "Billy, como lo hiciste" un documental que recoge una larga entrevista sobre su vida y obra y varios documentales breves realizados para la televisión en los que Fernando Trueba habla de su relación con Wilder y sobre su obra (la de Wilder).


PRISON BREAK

Hace una semana me recodaron la existencia de esta serie a la que yo ya le había echado el ojo por su buena nota en filmaffinity (buenísima, un 8,4 no se consigue así como así).
Volví ha buscar la sinopsis para refrescarme la memoria. Encontré esto:

Michael Scofield es un hombre desesperado en un situación deseperada. Su hermano Lincoln Burrows está en prisión condenado a pena de muerte y a la espera de ser ejecutado. A pesar de todas las evidencias, Michael cree en la inocencia de su hermano, por lo que decide robar un banco para dejarse atrapar y ser encarcelado en la misma prisión que su hermano. Su objetivo: escapar juntos, utilizando para ello el mapa de la prisión que lleva tatuado en el cuerpo.


Y hasta aquí puedo leer...lo demás seria destripar la serie. ¿Que hos ha parecido? Pues eso no es más que el comienzo.
Antes de seguir con la crítica quiero dejar claro que no me pagan por hablar bien, ojalá. Pero no me queda otro remedio después de haber visto los cuatro primeros capítulos.

Bien, como he dicho, la cosa no se queda aquí, hay (como en toda buena serie) tramas paralelas como la de la abogada, el compañero de celda sudamericano, el hijo de Lincoln...Todas ellas igual de emocionantes que la principal.
La calidad general de la serie es asombrosa tanto la fotografia como la BSO y las actuaciones hacen que se parezca más a una película de varias horas que a una teleserie corriente.
Además tiene como norma general acabar el capítulo con un misterio o problema nuevo lo que te ralla por un lado y, por otro, hace que desees ver el siguiente.

Por último, la Sexta a anunciado que emitirá la serie (aunque no sé cuando) que se llamará La Fuga.



Tributo a Dora (Doraemon para los no-colegas)


Aquí os dejo pues, el segundo tributo a este gran amigo de los niños y de los viciosos que piensan en Shizuka.
Lo realmente curioso es que he encontrado en una pagina web que Doraemon lo hace todo son el número 129,3: pesa 129,3 kg, su estatura de de 129,3 cm, puede saltar hasta 129,3 en el aire y puede correr a 129,3 km por hora. Lo mas raro de esto no es que coincida el número en todas las habilidades motrizes de nuestro amado gatito (es un robot, i joder, los robots son cuadrados). No. Lo mas curioso es que pueda saltar a 129,3 (no se sabe que unidad de medida) en el aire. Como algo que pesa 129 kilos y pico puede saltar a mas de un (supongo) metros del suelo?
Las ballenas pueden, pero joder, esque las ballenas están en el agua!

Bueno, dejando atrás estas estupideces de Dora, pasaremos a temas más trágicos.
Por quienes no lo sabían (como yo), Dora tiene un punto débil. Sí, y no son los Dorayakis (dejad, eso lo contaremos más adelante) ni los ratones, ni Shizuka bañándose.... No. Su punto débil es su cola. La de atrás!!! Esa cosa que parece una cereza en pompa. Eso que menea de felicidad. Pues sí. Se ve que si le tirais de ella, deja de moverse.... Esto me da bastante repelús, porque desafía la física y la materia... Aplicad eso a las colas de delante, y a ver quien es el guapo que no se mueve!...

Y para terminar, no dejaremos de recordar aquel trájico suceso de cuando a Dora se le perdió el cascabel... Sí, ... Los aficionados a sus aventuras recordaréis ese trágico dia en el que Doraemon se puso enfermo (era como si estubiese costipado o se hubiese bebido tres garrafas de vino Don Simón del Pryca)... Por suerte, Nobita (aka el niño que jode) lo encontró y todo se arregló. Nuestro Dora volvió a menear su ciruela....

TE QUEREMOS, OH DORA!!! OH!

Zimmerman, el trovador



No os voy a aburrir, lo juro. No os voy a contar la historia de Bob Dylan porque a estas alturas al que le guste Bob Dylan ya sabrá su historia y al que no le guste o no lo conozca (que es lo mas normal, por llamarlo de alguna manera) ni se parara en este tema solo por ver la foto de un abuelo vestido de cowboy. Lo unico que se puede tratar en un tema de Bob es el grado de genialidad y grandilocuencia que este hombre es capaz de enseñarnos. Tiene una voz realmente fea a la hora de cantar, no sabe diria yo. En la guitarra no parece que toque muchos acordes salvo en algunas canciones y la armonica la maneja de buena forma, aunque no es algo a destacar en una persona. Sus canciones y poemas han sido hechas en no mas de 10 minutos la mayoria de ellas y aun asi millones de personas lo aclaman como un hombre reflexivo y pausado. Pero oye, seguramente todo esto solo sea Robert Allen Zimmerman y aqui el que realmente importa es Bob Dylan, un poeta y cantautor reflexivo que puede tocar la guitarra y la armonica de una forma unica a la par que nos deslumbra con su dura voz. Y no solo lo digo yo lo dicen tambien

Leonard Cohen: "La mayor parte de la crítica musical está en el siglo XIX. Está muy por detrás de, pongamos por caso, la crítica de pintura. Todavía se basa en el arte del siglo XIX: vacas junto a un riachuelo y árboles y "yo sé lo que me gusta". No se concibe el hecho de que Dylan quizá sea un cantante más sofisticado que Whitney Houston, de que él es seguramente el cantante más sofisticado que hemos tenido en una generación. Nadie identifica a nuestros cantantes populares como a Matisse o Picasso. Dylan es un Picasso, con esa exuberancia, variedad y asimilación de la historia entera de la música."


Martin Scorsese: "Bob suena como si sus canciones tuvieran 300 años pero hubieran sido escritas ayer. Lo más importante de Dylan es la poesía que hay en sus canciones, que trascienden su propia música."


Chuck Berry: "Nada de folkie o poeta. Es la gran bestia del rock and roll."


Kris Kristofferson: "Bob Dylan es como Einstein. Como un disparo divino. "


Bono: "Dylan tiene mucho más que tres acordes y la verdad."


Y para cerrar, uno mitico. Truman Capote: "Siempre he pensado que Dylan era un farsante. Desde luego no es un muchachito que canta canciones líricas. Es un oportunista que quiere hacer carrera y sabe muy bien dónde va. Además, es un hipócrita. Nunca he comprendido por qué le gusta a la gente. No sabe cantar."

Pondria mas frases sobre o de esta persona, pero es el segundo dia de este blog y habra muchos mas temas sobre Robert Allen.

jueves, junio 29, 2006

¿Cómo lo harías, Wilder? 100 años de Billy





Estamos en un despacho en Los Ángeles. Delante de la ventana que da a la calle hay un escritorio dándole la espalda. En frente del escritorio, un cartel, “¿Cómo lo haría, Lubitsch?”


Un hombre alto, gordo, de cabeza redonda y grandes gafas llega a las puertas del cielo. Doradas y majestuosas, y junto a ellas, una mesa de oficinista a la cual está sentado San Pedro ojeando las noticias. El hombre se acerca al apóstol.
BILLY: Buenas tardes.
SAN PEDRO: Esperé cinco minutos, ahora estoy en mi tiempo libre.
El hombre retrocede dos pasos y se queda esperando con las manos en los bolsillos mientras San Pedro termina su descanso. Un timbre suena en la mesa y el apóstol cierra el periódico.
SAN PEDRO: Buenos días.
BILLY: Buenos días.
SAN PEDRO: A ver, déjeme ver. (San Pedro abre el primero cajón a la derecha en su escritorio y coge una pequeña carpeta en la cual empieza a buscar nombres tras colocarse las gafas) W. Buff, no sabía que hubieses tantos directores con con W.
BILLY: Ni yo.
SAN PEDRO: A ver. ¿Es usted Wyler?
BILLY: No, Wilder. Yo soy el de las películas de travestidos.
SAN PEDRO: ¿John Waters ha muerto?
BILLY: Samuel Wilder. “Con faldas y a lo loco”, “Testigo de cargo”, “Días de huella”...
SAN PEDRO: No las conozco. No tengo mucho tiempo para ver películas.
BILLY: Se supone que es inmortal.
SAN PEDRO: Pero es que la gente tiene una frecuente afición a morirse. Aquí está, Samuel Wilder. Sucha, Austria, 22 de julio de 1906. ¿Correcto?
BILLY: No se lo puedo decir con exactitud, era demasiado joven para recordarlo.
SAN PEDRO: Bien. Ha muerto usted el 27 de Marzo de 2002.
BILLY: No lo sé. Estaba muerto cuando sucedió.
SAN PEDRO: A ver. Pues bueno, a continuación haremos un repaso de su vida.
BILLY: ¿Me han hecho un biopic?
SAN PEDRO: No. Tiene que contarme su vida.
BILLY: ¿Para?
SAN PEDRO: Para informarme.
BILLY: Pero ustedes lo ven todo.
SAN PEDRO: Cree que me voy a acordar toda su vida, ni que fuese usted tan interesante.
BILLY: Ahora entiendo porque le hicieron portero.
SAN PEDRO: Es simple. Usted habla yo apuntó.
BILLY: De acuerdo, ¿por donde empiezo?
SAN PEDRO: Cronológicamente a poder ser.
BILLY: Como usted ya sabe nací en Austria. De pequeño era un traste y un poco travieso.
SAN PEDRO: ¿Prendió fuego a algún familiar o conocido?
BILLY: No.
SAN PEDRO: Vale. Continué.
BILLY: Pues bien. Yo adoraba los western y me encantaba Buffalo Bill, esto es una anécdota.
SAN PEDRO: Por mí como si le llaman “Lady Winchester”, sólo cuénteme lo básico de su vida.
BILLY: Quise ser abogado.
SAN PEDRO: Mal vamos.
BILLY: Pero me hice periodista.
SAN PEDRO: Qué bien vamos.
BILLY: Fui yendo un poco de país en país. Estuve en Berlín donde Hitler consiguió el poder y sugirió la idea de exiliarme. No le puse negativas y me fue para París donde escribí en periódicos además de empezar a interesarme por el cine y por las escritura de guiones. En esa época llegue a trabajar de compañero de baile de alquiler.
SAN PEDRO: Gigoló.
BILLY: No, compañero de baile de alquiler. Luego fui a México y esperé allí hasta que conseguí el visado para entrar en Estados Unidos. Entonces empecé a escribir argumentos originales para Paramount, y pasé un poco de hambre. Compartía una habitación con el actor Peter Lorre, vivíamos con una lata de sopa al día. Luego conseguí trabajo en Paramount; trabajaba en equipo con Charles Brackett y estuve allí dieciocho años. El ambiente creativo que existía en Paramount era maravilloso: paseabas por el estudio y podías ver a Sternberg, Gary Cooper, Dietrich, Leo McCarey, Lubitsch... Era un ambiente de gran creatividad: entonces hacíamos películas, no negocios. Hoy, dedicamos el ochenta por ciento de nuestro tiempo a hacer negocios y sólo el veinte por ciento restantes a hacer películas.
SAN PEDRO: Limítese a su biografía.



BILLY:
Recuerdo perfectamente el día en el que dedicí ser director. Fue cuando vi una película cuyo guión yo había escrito para la UFA, en Alemania. En la película salía un club nocturno que tenía un gran cartel en el exterior: "Es obligatorio llevar zapatos y corbata". Había dos porteros, que miraban a las personas que entraban para ver si llevaban zapatos y corbata. En uno de los gags que escribí, un hombre llevaba una barba larga; el portero lo para y mira debajo de la barba para asegurarse de que lleva corbata. Cuando fui a ver la película, me encontré con que el director le había puesto a ese actor una perilla; ya no había una barba que levantar para mirar debajo. El director conservó el chiste porque creyó que seguiría siendo divertido; pero ya no tenía gracia. Así que dije: "hasta aquí hemos llegado".
Uno debe recordar, como guionista, que nadie va a leer lo que escribe. Por eso me hice director, porque nadie leía mis guiones.

SAN PEDRO: Quiere dejar de barallar sobre cine.
BILLY: Es parte de mi vida. Yo tengo diez mandamientos. Los nueve primeros dicen: ¡No debes aburrir!. El décimo dice: tienes que tener derecho al montaje final de la película.
Bueno. Mi primera película fue “La mayor y la menor”, bueno, si le digo la verdad, fue la segunda. La primera fue “Curvas peligrosas” pero de esa no estoy satisfecho. Fue por pura necesidad y sin la más mínima experiencia.



SAN PEDRO: Siga.
BILLY: La verdad es que gran parte de mi vida importante ha sido la carrera cinematográfica. Nunca pensé en que clase de director sería, solo me plantee hacer una película. Me aburro si hago siempre lo mismo. Admiro a Hitchcock; pero no podría trabajar como él, porque siempre hacía la misma película. Me dije: "Ahora voy a hacer una película mejor que Hitchcock" e hice Testigo de cargo , por ejemplo. Salto de un lado a otro, como una pieza de ajedrez, siempre con proyectos diferentes... Puedo hacer distintos tipos de películas. Spielberg hace lo mismo: después de rodar una película de dinosaurios, hace una de nazis. Es muy difícil copiar o parodiar una película mía, porque uno nunca sabe bien lo que va a ver.
SAN PEDRO: Estamos hablando de su vida.
BILLY: Pues como iba diciendo, hice El mayor y la menor. Recuerdo que estaba tan nervioso que fui a ver a Lubitsch. Yo le dije: Mañana rodaré la primera escena de mi primera película. Me temo que me voy a cagar en los pantalones. Lubitsch me dijo: "No te preocupes. Yo he rodado casi cincuenta películas y cada vez tengo tanto miedo que me cago en los pantalones". Al acabar de hacerla continué dirigiendo películas. Dirigí Cinco tumbas en el cairo. Cuando me encontré por primera vez ante aquel cineasta tan admirado, de la época del cine mudo, me sentí azorado. Para vencer el apuro que sentía, al pensar que yo, como principiante, me estaba atreviendo a ofrecer un papel al gran director de Avaricia, La viuda alegre o La marcha nupcial, le dije: con sus películas, usted se adelantó en diez años a su tiempo. Stroheim me miró y me corrigió: ¡En veinte años!". Era un tremendo placer, aunque requería mucho esfuerzo, trabajar con él, aunque sólo fuera porque era un fanático de la exactitud. Por ejemplo, nos sugirió que hiciéramos poner una pequeña reja al reloj de pulsera de Rommel porque Stroheim se acordaba de que los oficiales de la I Guerra Mundial la llevaban para proteger el cristal del reloj de la metralla de las granadas. Nosotros le dijimos que ese tipo de detalles era irrelevante, ya que nadie se iba a dar cuenta pero él tenía razón: el público se da cuenta de si un requisito es verdadero o falso. Continué Perdición, la cual adoro sobretodo por la historia y aparte por trabajar con Raymond Chandler; Días sin Huella en la que por primera vez se tocó de forma seria el tema de alcoholismo, lo cual no gustó a algunos: El vals del emperador aunque esta la odio porque Bing Crosby me obligó a cambiar diálogos y tuve que hacerla en color y el aseguro que en aquella época el uso del color me irritaba bastante, Berlín Occidente que disgustó al ejército por la forma de retratar el Berlín de la post guerra, El crepúsculo de los Dioses donde conocí a William Holden. Quizás El crepúsculo de los dioses es una película cínica, pero para mí esa película es Hollywood; el guionista, el agente, la estrella olvidada, todos eran retratos del natural.El gran carnaval, Traidor en el infierno donde volví a trabajar con Holden, Sabrina, por cierto, tengo ganas de ver que tal le va a Bogart. La tentación vive arriba.
SAN PEDRO: Uff, que mal vamos.
BILLY: Es una película de Marilyn Monroe. Sobre la impuntualidad de Marilyn debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla?... Además, mientras esperamos a Marilyn Monroe todo el equipo, no perdemos totalmente el tiempo... Yo, sin ir más lejos, tuve la oportunidad de leer Guerra y Paz y Los miserables. Marilyn no necesita lecciones de interpretación; lo que necesita es ir al colegio Omega, en Suiza, donde dan cursos de puntualidad superior. Me han preguntado si volveré a trabajar con M. M, y tengo una respuesta clara. Lo he discutido con mi médico, mi psiquiatra y mi contable, y todos me han dicho que soy demasiado viejo y demasiado rico para someterme de nuevo a una prueba semejante. En realidad Marilyn era un absoluto genio como actriz cómica, con un sentido extraordinario para los diálogos cómicos. Tenía ese don. Nunca después he vuelto a encontrar una actriz así. Existen más libros sobre Marilyn Monroe que sobre la II Guerra Mundial. Hay una cierta semejanza entre las dos: era el infierno, pero valía la pena. El problema de Marilyn es que se enamoraba con mucha rapidez. No era la clase de mujer que se supone que debe ser un símbolo sexual, y eso la mató... Marilyn era una mezcla de pena, amor, soledad y confusión. Monroe era de carne, y se fotografiaba de carne. Tenías la impresión de que bastaba con alargar la mano para poder tocarla.
SAN PEDRO: Dios mío, dejelo ya. Quiera dejar de irse del tema.
BILLY: Luego hice El héroe solitario, de la cual no estoy muy contento, es que Stewart no me pegaba como Lindberg además quería meter ciertos detalles pero me lo prohibieron y tuve que ceñirme al simpe hecho de que Lindberg cruzaba el Atlántico. Hice Ariane que creó que fue donde por fin pude hacer algo muy Lubitsch aunque le digo que este es inimitable. Hice Testigo de Cargo y le diré que Laughton es el mejor actor con el que he trabajado. Durante el rodaje, cada tarde nos sentábamos y decidíamos qué escena rodaríamos al día siguiente, y la desarrollábamos. Después, Laughton entraba en mi depacho y me decía: - La escena que queremos rodar mañana me parece que es muy importante. Y se me ha ocurrido una idea. ¿Qué te parece si.....?. Y a mí me parecía una idea brillante. Y después de una pausa me decía: - De todas formas, creo que.... Y de nuevo interpretaba la escena con brillantes ocurrencias todavía mejores. Y esto se repetía hasta que me había interpretado veinte versiones de una escena y todo sin cambiar ni una sola palabra del texto. Cada una de sus interpretaciones era una versión más enriquecedora con respecto a la anterior. Y es que Laughton podía hurgar en su talento como un niño feliz en una caja de juguetes llena a rebosar. Es mucho más frecuente encontrarse con el otro extremo, es decir con el actor que es tan modesto, tan tímido, que no aporta nada de sí mismo. Y eso que no he hablado de Dietrich, Marlene era única e inigualable yo la adoraba a ella y ella me adoraba a mi.


SAN PEDRO: Se me olvidaba la pregunta, ¿es usted comunista, lo ha sido o ha mantenido contacto con algunos?
BILLY (sorprendido): ¿Qué?
SAN PEDRO (se ríe): Qué no, que es broma. Tendría que ver cuando le gasté la broma a Dalton Trumbo. Bueno, continué.
BILLY:Luego las cosas me fueron bien. Hice Con faldas y a lo loco, quería hacer una comedia donde todo fuese perfecto, todo estuviese sincronizado, y creo que lo conseguí. Y no hablemos de Jack Lemmon. Nació para la comedia y me encantaba a trabajar con él, me sentía cómodo. Repetí con el en El apartamento, que también me entusiasmó. Hice después “Un, dos, tres” con James Cagney, tocaba el tema de la guerra fría. Ante un americano puede bromear de todo menos bromear con eso. Nadie quería reirse de la comedia Este-Oeste que tenía lugar en Berlín, mientras había gente que, arriesgando su vida, se tiraba por las ventanas para saltar por encima del muro, intentaba nadar por las alcantarillas, recibía disparos, incluso moría de un disparo. Naturalmente, también se puede bromear con el horror. Pero yo no podía explicarles a los espectadores que había rodado Uno, dos, tres en circunstancias distintas a las que reinaban cuando la película se proyectó en los cines. Luego tiré por algo más normal, Irma La Dulce, al principio quería que fuese un musical, pero me di cuenta de que no era lo mío. A algunas personas les disgustó el hecho de que salieran prostitutas. Creo que las mujeres más interesantes en una película son las putas. Tras esto realicé Bésame, tonto. Y aquí si que la cagué. Ni los periodistas, ni la iglesia ni ningún ciudadano medio respetable podrían soportar la idea del adulterio y la prostitución en una película. Al parecer eran actos que solo los seres más viles frecuentaban hacer. Hicé En bandeja de plata. Naturalmente toda la estructura era menos divertida que en El apartamento. En esta se trataba del placer de tres o cuatro personas que, constantemente y a cualquier precio, querían joder, y en En bandeja de plata se trata sólo de dinero. También la decisión en favor de la verdad que Lemmon toma en ambos casos es en El apartamento más forzosa y menos difícil. De lo que más me siento orgulloso en esta película es que fui yo el primero en filmar a Walter Matthau y a Jack Lemmon. Eran como dos pantuflas viejas. Te sentías comodo y bien con ellas. La verdad es que aquí también estuve ácido, hablaba de la gente, de ser humano, y algo peor, del ser humano y el dinero. Pero al parecer el dinero es algo más aceptable que el adulterio.



Luego hice La vida privada de Sherlock Holmes. No tuve suertes, a los productores les parecía larga y la obligaron a recortarla. Y no lo entiendo, tres horas. La lista de Schindler dura más de tres horas. Eso me pasa por no hacer antes una peli de Godzilla. En Hollywood todo es demasiado largo, menos la vida y el propio pene. Respecto al éxito, no es que fuese odiada pero tampoco la adoraban. Volví por senderos más normales e hice ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre? Y se me ocurre algo respecto a ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?: habría sido más atrevido y dramático que el hijo descubriera que su fallecido padre viajaba a Italia, no porque tuviera allí una amante, sino porque era homosexual. Entonces sí que se habría convertido en una película atrevida. Tal y como es la película, es demasiado íntegra, demasiado correcta, demasiado suave. El padre tiene una amante; en estos momentos, eso puede pasarle a cualquiera. A la gente no le entusiasmó. Hice Primera plana. En la actualidad, creo que fue estúpido por mi parte hacer un remake de Primera plana. Además, no rodé la película porque yo mismo hubiera sido periodista de joven, como a menudo se ha pretendido. No, mi error fue rodar una nueva versión de una pieza de la que ya había una versión cinematográfica convincente. Además, cuando Hetch y MacArthur escribieron la historia era absolutamente actual. Es decir, es una sátira de los años veinte sobre los años veinte. Cuando se lleva al cine cincuenta años más tarde, se convierte en una película costumbrista corriente. Aunque a la gente y a la crítica le gustó. Bueno, no a toda, a la gente le encantan las críticas siempre y cuando no se vean criticados. Ya supone usted como reaccionaron algunos periodistas. Que más…… hice Fedora, de nuevo con William Holden. No me gustó mucho. Marthe Keller llegó al plató frunciendo la nariz y diciendo que con Pollack siempre ensayaban. Yo le contesté que de acuerdo, que ibamos a ensayar, y ella me dijo que ahora no quería. En realidad, la Keller no tenía ni encanto ni estilo. Creo que tiene que ver con que es suiza. Aunque cojas el par de zapatos más bonito y elegante de París o de Milán, si lo pones en un escaparte de la Zürcher Bahnhofstrasse, siempre adquieren el aspecto de saldos. Creo que ella fue el problema. Las críticas fueron tibias. Y finalmente hice Aquí un amigo. No sé, no fue lo mejor. Creo que fue absolutamente erróneo coger a dos cómicos. Después de haber rodado durante dos semanas me di cuenta que tendría que haberle dado el papel de asesino a alguien que impresione, y no a un cómico. A Clint Eastwood, en lugar de a W. Matthau. No estoy despreciando a Matthau como actor serio, odio esta palabra, pero simplemente el público tiene esa visualización de una persona. No fue mi gran éxito y mi gran despedida. (San Pedro está apoyado en su sillón durmiendo) Oiga. Despierte.
SAN PEDRO: Qué, oh perdone.
BILLY: Le cuento mi vida y no me presta atención.
SAN PEDRO: Pero si ha estado media hora hablándome de sus pelis. A mi eso no me importa, ¿cree que si usted hubiese hecho Ciudadano Kane y luego hubiese matado a alguien le habríamos dejado entrar?
BILLY: ¿Orson Welles mató a alguien?
SAN PEDRO: No. Pero por favor, podría contarme algo importante de esos años sin hablar de cine.


BILLY: A lo largo de mi carrera tuve dos co-guionistas principalmente. Charles Brackett y después I. A. L. Diamond. Los actores con los que más he trabajado han sido Jack Lemmon, Walter Matthau y William Holden. He escrito guiones para Howard Hawks y Lubitsch. He tenido éxitos y he tenido fracasos.
El gran carnaval era una película muy buena; el argumento tenía fuerza y estaba bien trabajado. Pero la gente no quería saber; la gente no quiere que le cuenten que si hay un accidente en la calle y hay un herido grave, antes de ir a avisar a un médico, se quedan contemplando con curiosidad morbosa la tragedia. Eso es lo que había en la película: el circo, la música, la gente emborrachándose y pasándoselo bien... Diría que no es un tema fácil de digerir, la gente se sentía un poco culpable.
Llevo mucho tiempo en esto y no me engaño. Por lo general, cuando una película no funciona, uno dice que se adelantó a su tiempo, o que se estrenó demasiado cerca de la Navidad, o que era justo después de la Navidad y la gente se había gastado el dinero en regalos, o que fue un fracaso porque hacía muy buen tiempo y la gente se fue a la playa, o porque llovía y la gente se quedó en casa. Uno busca toda clase de excusa. La excusa para esta película puede ser que escogí un tema y, al parecer, no era la película para aquel momento
. He estado casado dos veces. Con Judith Coppicus con la cual me casé en 1936 y me divorcié en 1946. Y con Audrey Young. Me casé con ella en 1949 y de la cual no me he divorciado hasta que la muertes nos ha separado.
SAN PEDRO: ¿Está muerta?
BILLY: El que se ha muerto he sido yo.
SAN PEDRO: ¿Algo más que añadir?
BILLY: No volví a hacer cine. Dije que no iba a retirarme pero tal vez yo ya estaba viejo, o la industria ya no admitía tipos como yo, o no encontraba proyectos realizables. Di entrevistas, entre ellas a Cameron Crowe el cual escribió un libro, hablé mucho con Fernando Trueba, sobretodo después de lo de los Oscars.
SAN PEDRO: ¿Es usted el Wilder de “Me gustaría creer en dios pero yo solo creo en Billy Wilder”?
BILLY: Sí. Y después de eso me llamaba gente que creía que había muerto. Quisé hacer La lista de Schindler, pero Spielberg lo consiguió antes. Creo que si yo la hubieses dirigido habría sido una liberación o una confesión, bueno, no se el resultado. Cada vez que veo la película creo que entre tanto extra uno de ellos está interpretando a mi madre y a mi abuela. Creo que esto es todo.
SAN PEDRO: Por fin. Veamos. Es usted un austriaco que desciende de judíos, quiso ser abogado, se hizo periodista, luego escritor, le gustaba criticar en sus películas y encima ha ejercido como Dios pagano.
BILLY: Nadie es perfecto.
SAN PEDRO (le entrega un ticket de color amarillo cobrizo): A la derecha, siga recto y llegará a las oficinas. Allí colóquese en la fila junto a la línea amarilla.

Billy Wilder gira hacia la derecha y caminando llega a las oficinas. El lugar es enorme y su arquitectura es clásica, el sitio parece un banco y esta lleno de filas de personas junto a un montón de rayas de diferentes colores. De repente Wilder observa en una fila a unas personas conocidas. Billy corre hacia la línea roja y saluda a su madre y a su abuela.
BILLY: ¿Pero que hacéis aquí?
MADRE: Estamos esperando nuestro turno.
BILLY: Madre. Es que no sé que debo decir.
ABUELA: silencio, van a decir el turno.
MEGÁFONO: Número Cinco millones, trescientos cuarenta y dos miles, ochocientos setenta y uno.
ABUELA: Ya solo nos quedan veinte turnos.
Un ángel se acerca a la reunión familiar.
ÁNGEL: Déjeme ver su ticket. (Comprueba el ticket dorado) Espere en la fila amarilla.
BILLY: De acuerdo, nos vemos luego, tengo tanto que contaros.
Billy se coloca en la fila amarilla. Aparecen paseando por ahí Chaplin, Groucho Marx y Lubitsch.
LUBITSCH: Cuanto tiempo Billy.
BILLY: ¿Qué hacéis por aquí?
GROUCHO: Estamos expiando culpas en el purgatorio.
BILLY: Pero si os moristeis hace casi 30 años. Y Ernst se murió hace más de 50.
ERNST: Yo solo les hago compañía.
CHAPLIN: Se encuentra correcto morirse después de tener sexo pero no tener sexo con varias chicas.
BILLY: Yo he estado casado más de cincuenta años con la misma mujer.
GROUCHO: Siempre fuiste un tipo muy monótono.
BILLY: ¿De verdad la fila es tan lenta?
GROUCHO: Te diré lo mismo que le dije a una de mis amantes “No te preocupes, dentro de cinco minutos este empezará a moverse”



Aparece un fondo blanco y Billy Wilder se coloca ante la cámara.
BILLY: El escritor de este artículo me obliga a comunicarles que pronto publicará un repaso a mi filmografía y también publicara anécdotas y frases, siempre y cuando ustedes no colaboren. Tienen total libertad para hacerlo. Y también para hablar sobre mí. (Mientras se va dice algo susurrando) Pues como sea tan buenos como este artículo que mal vamos.
La luz se va y se oye un disparo.


Wilder: 22/07/1906--- 27/03/2002


Me gustaría morir a los 104 años, completamente sano, asesinado por un marido que me acabara de pillar, in fraganti, con su joven esposa.




* El texto en cursiva son auténticas frases de Billy Wilder.

Tributo a Doraemon, el gato cósmico


Este no es un simple comentario sobre la vida de este gran gato robot del siglo 21 (que también). Es mas que eso. La vida de Doraemon no ha sido del todo fácil y satisfactoria, aunque el pueda darnos a nosotros una vida de placer y diversión sin fin.

Un día, mientras Doraemon tomaba una siesta, un ratón mordió gran parte de sus orejas arrancandolas. La novia de Doraemon vino y miro lo que le habián quedado de las orejas y ser rió mucho, Doraemon corrió muy avergonzado y con el corazón roto. Así que desde ese día, Doraemon le teme a todo aquello relacionado con los ratones, y hará cosas muy extrañas con tal de desacerse de esas criaturas... Esperad. Esto no es para tomárselo a cachondeo. Es muy triste que te coman las orejas y que enzima tu novia se rie de ti... La muy furcia... Pues espero que te coman a ti otra cosa, y no, guarra, no! No será eso... La muy japuta...

Como iba diciendo, Doraemon pasó un trauma, pero no todo en esta vida es miseria, y pronto se unió a nuestro patético amigo (conocido también como Nobita) para ayudarle en sus muchas trabesuras... Un momento. Esto queda un poco como la casa de la pradera, que no?

Bueno pues solo diré que Nobita es un tocapelotas que no hace otra cosa que joderle la existencia a Doraemon... y a su madre, y a sus amigos y a su profesor, y al vecino y... Bueno, que es un niño que solo jode. Incluso se jode a si mismo... (Ahora viene cuando alguien de por aquí interpreta las cosas de mala manera) quiero decir que pide soluciones rápidas y eficaces a nuestro adorado minino, para luego quejarse y obtener su merecido. (Para entendernos: es como si tu quieres perder peso y compras una de esas saunas-para-solo-la-barriga en el teletienda).

Bueno. Quiero decir que este es solo el primer episodio del tributo a Doraemon. Por supuesto que habrá más. Al fin y al cabo, ninguna vida de mas de 900 episodios cabe en unas pocas lineas...

solo decir eso: TE QUEREMOS, DORAEMON!!!!!!!!!!!!!!

Texto abominable


-Hola, buenos días. Me presentaré. Soy el encargado (muy a mi pesar) de advertirles a todos ustedes del contenido del siguiente texto aquí expuesto.
Esto que podrán ustedes leer a continuación es un simple monólogo sacado de la mente de una persona claramente psicótica. Dado que no están acostumbrados (gracias a Dios) a leer esta clase de porquerías, les recomiendo que no malgasten su tiempo en estas sandeces. Ah, por cierto, quiero pedirles a toda esa panda de morbosos y degenerados que (por su propia desgracia) vayan a leer esto, que luego no me vengan detrás llorando y suplicando que les deje unas tijeras para abrirse las venas. Así pues, sin más dilación, les dejo con este burdo intento de monólogo que sin duda, odiarán hasta el último de sus días.
Oh, oh, me avisan que aún no está mecanografiado… Bueno… ¿Y qué quieren que haga? No soy un estúpido mono de feria, por el amor de Dios,… Oh, perdonen. Mis más sinceras disculpas. A veces me emociono demasiado, ya saben,… Me informan que tengo que seguir llenando espacio para,… Bueno, para que el mecanografiador tenga tiempo de copiar este texto abominable,… Bueno, pues,… A esperar a que cuatro soplagaitas copien a Word un estúpido texto que ya tendría que estar echo ¡para la semana pasada! Y les pagan por copiar,… (¿alguien puede imaginarse un trabajo donde solo tienen que mirar un texto y articular los dedos? Existe. Pero sólo se lo dan a personas que no llegan ni a borderline, ¡como esta panda de esnifa-rallas!, Ejem).
En fin, les contaré algo más interesante que lo que seguro podrán leer debajo de estas líneas, ya que estos macacos impresentables no pueden tener un simple texto de 200 palabras a punto para el día de su publicación… Perdonen de nuevo. Es que a mi estas cosas me pierden. Ya saben. No me miren de ese modo,… ¿Que otra cosa esperan de unos zampabollos cuya máxima aspiración en la vida es llegar a la última pantalla de un asqueroso videojuego importado de la China… Dios santo? Es que tendrían que verles. Parecen todos salidos de una convención de aficionados a las mantas de franela… Ya saben, gente baja. Degenerados, eso es lo que son. Y ellos lo saben. Ya lo creo. Y les gusta! ¿Han oído ustedes alguna vez a una panda de mandriles chillando porque se ha terminado una serie que no se emitía desde los años 70? Pues créanme, yo tengo que soportar eso cada día. Sí, mi vida es dura y penosa. Pero más penosa es la suya, de eso no cabe duda. … ¿Aún no han terminado de copiarlo? Pero bueno! ¿Es que lo están copiando a letra gótica con tinta china? Por el amor de una madre! Nunca había visto a personas más incompetentes, incluso en aquel trabajo que tuve, donde tejía gasas estériles recicladas, la gente era más humana y consciente…
Ah, ya era hora,.. Empezaba a creer que habían vuelto a entretenerse con ese estúpido juego suyo de las chapas… ¿Como? ¿Que se llaman “tazos”? A mi no me insultes! Bueno, sin más dilación, ahora sí… El monólogo de los cojones…

THE PYTHONS autobiography by THE PYTHONS





Recientemente se ha publicado en España la autobriografia de los Monty Python escrita por ellos mismos.
A lo largo de las 358 páginas se describen muchos recuerdos (desde su época universitaria hasta sus últimos trabajos), cada uno explicado por sus protagonistas, excepto los de Graham Chapman, ya fallecido. En este caso, son sus familiares los que hablan de él.

Entre los apartados del libro, destaca la información que dan de sus primeros trabajos televisivos para la BBC, de los que no se conserva nada porque la cadena tenía por costumbre regrabar las cintas de todos sus programas (¬¬').

Resumiendo: Un libro lleno de fotografías (lo ví en televisión en un programa de cine y es una gozada) imprescindible para sus fans, algunos de ellos aquí presentes.

Welcome to the jungle



Good evening ladies and gentlemen. It´s truly a real honorable experience to be here this evening. A very wonderful and warm and emotional moment for all of us. And I´d like to sing a song: for all of you.



Bienvenidos a Meet the M. La prueba viviente de que ahora a cualquiera le dan un blog. Podríamos iniciar con el típico "espero que esta sea una larga y bonita relación entre blogger y lector" y todas esas parrafadas típicas de la Casa de la pradera. Para alguien que se crió viendo Commando y Tiburón eso es imposible. Así que mejor forma de iniciar esto que con el inicio de una canción de los Monty Python. La otra opción era pagiar el inicio de "Los límites de la realidad" pero es que con tanto remake-continuación que tiene la serie ya estaba trillado.


Good night and good luck.