domingo, julio 02, 2006

Cosas que separan al mundo

De todos es sabido la existencia de los llamados “movimientos de masas”. Aunque no se sepa muy bien que son o porque se forman, lo cierto es que existen. Pero este post no es para hablar de movimientos oblicuos o de freakis de Star Wars en convenciones multitudinarias e innecesarias.
La verdadera naturaleza de este post es intentar averiguar porque hay cosas que separan al mundo, es decir, que dividen a la humanidad en dos partes: los que sí y los que no, los que lo conocen y los que no tienen ni puta idea, los que les va por delante y los que les va por detrás,… etc.
Empecemos con un clásico y ya mítico enfrentamiento de titanes: Nutella y Nocilla, Nocilla y Nutella, sin duda dos cremas de cacao y avellanas que rivalizan a duelo entre los seguidores de la proporción de endorfinas rápida y segura. (Abro un paréntesis para comentar la estupidez del anuncio ese de la Nocilla que te dicen como prepararla. Probad, probad de hacer Nocilla casera y luego probadla, si tenéis huevos). Bueno.
Una cosa es segura. Si te gusta la Nocilla y un buen día vas y pruebas la Nutella, jamás volverás a comer la primera. Esto está demostrado científicamente (bueno, no lo creo, pero apoyo un estudio de estas características) , al menos yo no conozco casos a la inversa, y los que comen Nocilla es porque no han probado aún a Nutella (que estómago y neuronas rechazarían una vez probada la crema de cacao con la que hacen los Ferrero Rocher?)…

Así pues, queda claro: el mundo se divide entre los pro-Nutella y los infelices pro-Nocilla.

Otro caso no muy conocido pero no menos importante de cosa que separa la humanidad en dos partes es el de las cosas hechas con mazapán. (Este caso es más extremo que el de la Nocilla, puesto que si en alguna ocasión no tienes Nutella, te conformas con Nocilla, pero en el caso del mazapán, si no te gusta, antes te mueres de inanición).
El mazapán es una especie de pasta hecha de azúcar, almendras, miel y huevos que puede adquirir sinfín de formas variopintas y obscenas (muñequitos de navidad). Lo más jodido es que para la gente anti-mazapán, los ingredientes del mismo comidos por separado o hechos con diferentes cosas les gustan, pero una vez unidos para formar la susodicha masa resultan horrendos, más horrendos que pegar a un padre…

No se sabe muy bien porque, pero si tu en una cena familiar preguntas a la gente si son pro-mazapán o anti-mazapán, enseguida contestan y, al formarse grupos distintos de opinión, se crea un clima intranquilo e incómodo que puede joder el resto de la velada… Nadie es “no me gusta, pero si hay, me lo como”. No. O comes, o no comes. Esto es la naturaleza verdadera del mazapán.

Así pues, queda claro: el mundo se divide entre los pro-mazapán y los anti-mazapán.

Dejemos el apartado de comida momentáneamente para adentrarnos en terrenos menos conocidos: la literatura. Ulises. Y no me refiero al de Homero. Me refiero al de James Joyce. Hay dos grupos de gente: los que lo han leído y los que no. Dentro del grupo de los que no, hay dos sub-grupos: los que no saben de qué les estás hablando, y los que lo han empezado y no han podido terminarlo (la gran mayoría de seres humanos). Porque,… desengañémonos: puede resultar divertido un libro que trata exclusivamente de un día en la vida de un hombre? Al menos ya sabemos su inicio y su fin: se levanta. Se acuesta. Sinceramente, yo no necesito saber más.

Así pues, queda claro: el mundo se divide entre los que se han leído Ulises y los que no.

Ropa interior. Este tema atrae a mucha gente. Y no solo por la comodidad de los nuevos tejidos… ahora no vamos a ser hipócritas. Morbo. Eso mueve a los viciosos, en este casos, ya sabemos que lo son la mayoría de las personas humanas. El mundo, en este caso, se divide entre los que duermen con y los que duermen sin ropa interior. Y no me vengáis con eso de las temporadas o de “yo de pequeño sin, pero ahora con”… No. Porque cuando uno se hace mayor, adopta una postura, y ya jamás la variará… (a menos que se dedique a un trabajo inestable y callejero). Sin duda ambas posiciones tienen ventajas.
Ventajas sin: comodidad, libertad y satisfacción a partes iguales,…
Ventajas con: protección, seguridad y limpieza…
Las desventajas de ambos tipos todos las conocemos, y ahora no me adentraré en temas sexuales, por mucho que les pese a dos o más miembros de este blog.

Así pues, queda claro: el mundo se divide entre los que con y los que sin.

Próximas entregas a realizar? Todo es posible.

4 Comments:

Blogger Marcellus said...

Está curraísima la entrada pero...te han faltado algunos de los movimientos más importantes:

-Pepsi o Coca Cola.
-Nesquick o Cola Cao.
-Izquierda o derecha.
-...

12:16 a. m.  
Blogger marvel-vs-dc said...

Beatles o Rolling Stones.

1:24 a. m.  
Blogger Mia said...

he dicho que es posible que haya continuación... :P

10:45 a. m.  
Blogger sum said...

Queremos otra entrega !
Muy bueno lo del mazapán xD.

5:57 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home