jueves, junio 29, 2006

Texto abominable


-Hola, buenos días. Me presentaré. Soy el encargado (muy a mi pesar) de advertirles a todos ustedes del contenido del siguiente texto aquí expuesto.
Esto que podrán ustedes leer a continuación es un simple monólogo sacado de la mente de una persona claramente psicótica. Dado que no están acostumbrados (gracias a Dios) a leer esta clase de porquerías, les recomiendo que no malgasten su tiempo en estas sandeces. Ah, por cierto, quiero pedirles a toda esa panda de morbosos y degenerados que (por su propia desgracia) vayan a leer esto, que luego no me vengan detrás llorando y suplicando que les deje unas tijeras para abrirse las venas. Así pues, sin más dilación, les dejo con este burdo intento de monólogo que sin duda, odiarán hasta el último de sus días.
Oh, oh, me avisan que aún no está mecanografiado… Bueno… ¿Y qué quieren que haga? No soy un estúpido mono de feria, por el amor de Dios,… Oh, perdonen. Mis más sinceras disculpas. A veces me emociono demasiado, ya saben,… Me informan que tengo que seguir llenando espacio para,… Bueno, para que el mecanografiador tenga tiempo de copiar este texto abominable,… Bueno, pues,… A esperar a que cuatro soplagaitas copien a Word un estúpido texto que ya tendría que estar echo ¡para la semana pasada! Y les pagan por copiar,… (¿alguien puede imaginarse un trabajo donde solo tienen que mirar un texto y articular los dedos? Existe. Pero sólo se lo dan a personas que no llegan ni a borderline, ¡como esta panda de esnifa-rallas!, Ejem).
En fin, les contaré algo más interesante que lo que seguro podrán leer debajo de estas líneas, ya que estos macacos impresentables no pueden tener un simple texto de 200 palabras a punto para el día de su publicación… Perdonen de nuevo. Es que a mi estas cosas me pierden. Ya saben. No me miren de ese modo,… ¿Que otra cosa esperan de unos zampabollos cuya máxima aspiración en la vida es llegar a la última pantalla de un asqueroso videojuego importado de la China… Dios santo? Es que tendrían que verles. Parecen todos salidos de una convención de aficionados a las mantas de franela… Ya saben, gente baja. Degenerados, eso es lo que son. Y ellos lo saben. Ya lo creo. Y les gusta! ¿Han oído ustedes alguna vez a una panda de mandriles chillando porque se ha terminado una serie que no se emitía desde los años 70? Pues créanme, yo tengo que soportar eso cada día. Sí, mi vida es dura y penosa. Pero más penosa es la suya, de eso no cabe duda. … ¿Aún no han terminado de copiarlo? Pero bueno! ¿Es que lo están copiando a letra gótica con tinta china? Por el amor de una madre! Nunca había visto a personas más incompetentes, incluso en aquel trabajo que tuve, donde tejía gasas estériles recicladas, la gente era más humana y consciente…
Ah, ya era hora,.. Empezaba a creer que habían vuelto a entretenerse con ese estúpido juego suyo de las chapas… ¿Como? ¿Que se llaman “tazos”? A mi no me insultes! Bueno, sin más dilación, ahora sí… El monólogo de los cojones…

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home